Correa Merino & Co

Convenio para evitar la doble tributación y prevenir la evasión y elusión entre Colombia y Reino Unido

 

El 4 de octubre de 2018 se expidió la Ley 1939 de 2018 (en adelante la “Ley”) por medio de la cual se aprobó el convenio entre Colombia y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, para evitar la doble tributación en relación con los impuestos sobre la renta y sobre las ganancias de capital y para prevenir la evasión y la elusión tributarias.

La suscripción del convenio representa un avance en el camino hacia la eliminación de la sobreimposición, con lo cual se promueve la inversión y el comercio entre Colombia y el Reino Unido y representa un elemento fundamental para la política de inserción y relevancia internacional de Colombia, toda vez que los flujos comerciales y de capital (desde y hacía el Reino Unido) y los movimientos de rentas, revelan que mejores condiciones de mercado con dicha nación y sus inversionistas, podrían representar un crecimiento en la economía de ambos estados.

Así mismo, la suscripción del convenio le va a permitir a los inversionistas colombianos ser más competitivos en las negociaciones con el Reino Unido, pues éstos estaban sujetos a competir en condiciones menos favorables que los inversionistas de otros países con los que el Reino Unido ya tenía suscritos convenios para evitar la doble tributación.

A continuación, se hace alusión a algunos de los aspectos más relevantes del convenio:

 

  1. Incluye un preámbulo en el que se hace referencia al objetivo y propósito del convenio.

  2. En el artículo 1 establece que, para efectos de la aplicación del convenio, las rentas o ganancias obtenidas por, o a través de una entidad o arreglo que sea tratado como transparente (en el marco de la legislación fiscal de cualquiera de los estados contratantes), se considerarán como rentas o ganancias de un residente del respectivo estado, solo en la medida en que dichas rentas o ganancias se traten por el respectivo estado, para efectos fiscales, como rentas o ganancias de un residente.

  3. Consagra una disposición a través de la cual se hace extensiva la aplicación del convenio a los fondos de pensiones y de cesantías reconocidas por el estado colombiano, y consagra varias cláusulas en las que se establece que dichos fondos no estarán gravados en el estado de la fuente de los ingresos.

  4. Contiene cláusulas que buscan atacar la erosión de la base gravable y el traslado de beneficios al exterior.

  5. Incluye la “regla de anti-fragmentación”, en virtud de la cual, se busca impedir artificiosamente la configuración de establecimientos permanentes.

  6. Eliminó la definición de regalías a los pagos por servicios técnicos, de asistencia técnica y de consultoría, lo cual encarecía la adquisición y utilización de conocimientos especializados por parte de los residentes en Colombia.

  7. Incorpora una cláusula de “Propósito Principal”, en virtud de la cual se podrán negar los beneficios del convenio cuando razonablemente se concluya que la obtención de dichos beneficios representa uno de los principales motivos del acuerdo al que se pretende aplicar el convenio (lo cual constituye uno de los principales elementos para la lucha contra la evasión y la elusión fiscal).

  8. Permite el intercambio de información para fines distintos a los tributarios, en los casos en los que sea admitido por la legislación de ambas naciones y cuando medie autorización expresa de la autoridad competente del estado que suministra la información.

 

Condiciones de uso del sitio web