Correa Merino & Co

Efectos de la Situación de Control para una Sociedad Controlante

Por: Camilo Espinal A

En Colombia, una situación de control se presenta cuando el poder de decisión de una sociedad se encuentra sometido, directa o indirectamente, a la voluntad de otra u otras personas, denominadas controlantes. Además, si dicha situación se acompaña de una unidad de propósito y dirección entre la sociedad controlante y su controlada (es decir cuando las sociedades persiguen un objetivo determinado por la controlante en virtud de la dirección que ejerce sobre el conjunto de empresas), además de la situación de control, se genera un grupo empresarial.

La situación de control y el grupo empresarial generan para las sociedades involucradas una serie de efectos. En este escrito, nos enfocaremos en observar algunos de los efectos que se generan para la sociedad controlante.

 

 

  • Adquisición de obligaciones especiales

 

 Una sociedad controlante adquiere las siguientes obligaciones especiales: 

  1. Inscribir en el registro mercantil la situación de control, o el grupo empresarial, así como cualquier modificación que se llegue a presentar, dentro de los 30 días siguientes a su ocurrencia.

  2. Preparar y presentar estados financieros consolidados, además de los estados financieros individuales. Estos deben ser sometidos a consideración de la asamblea general de accionistas o junta de socios, según el caso, para su aprobación en las reuniones ordinarias de cada año, y una copia de los estados financieros aprobados debe ser depositada en la Cámara de Comercio del domicilio social, dentro del mes siguiente a su aprobación.

Las sociedades controlantes que se encuentren en la obligación de presentar los estados financieros ante la Superintendencia de Sociedades no están en la obligación de efectuar el depósito ante la respectiva Cámara de Comercio.

  1. En los casos de grupo empresarial, los administradores de ambas sociedades, controlante y controlada, deberán presentar un informe especial a la asamblea general de accionistas o junta de socios, según el caso, durante su reunión ordinaria, el cual debe tener los elementos que se describen en el artículo 29 de la Ley 222 de 1995.

El incumplimiento de estas obligaciones faculta a la Superintendencia de Sociedades para imponer multas a la sociedad y convierte en responsables a los administradores y el revisor fiscal de los perjuicios que se causen por el incumplimiento.

Además, cuando una sociedad se abstenga de preparar o difundir estados financieros consolidados, los terceros podrán aducir cualquier otro medio de prueba para acreditar hechos que en principio solo podrían demostrarse con dichos estados financieros. 

 

  • Presunción de la responsabilidad subsidiaria de la sociedad controlante 

 

 En principio, no se presenta una responsabilidad solidaria de la sociedad controlante frente a las obligaciones de su controlada. Sin embargo, cuando una sociedad controlada se encuentra en situación de insolvencia o de liquidación judicial por causa o con ocasión de las actuaciones que haya realizado su sociedad controlante en contra del beneficio de la primera, la sociedad controlante debe responder de forma subsidiaria por las obligaciones de la sociedad controlada.

 Se presume que la sociedad controlada está en situación de insolvencia o de liquidación judicial, por las actuaciones derivadas del control, a menos que la sociedad controlante demuestre que dicha situación fue ocasionada por una causa diferente. 

 

  • Ineficacia de operaciones que generen imbricación 

Las sociedades controladas no pueden tener acciones en sus sociedades controlantes. Son ineficaces todos los negocios que se celebren contrariando esta prohibición.

 

Condiciones de uso del sitio web