Correa Merino & Co

Importante incentivo tributario y de mejoramiento de condiciones pensionales

 

Con el Decreto 2250 de 2017 expedido a finales del pasado mes de diciembre, se implementó un importante incentivo tributario que podría resultar de gran interés para aquellas personas que se encuentren afiliadas en el sistema de seguridad social en pensiones, al régimen de ahorro individual con solidaridad (RAIS), administrado por los fondos privados de pensiones.  

 

Concretamente este beneficio consiste en que las cotizaciones voluntarias o adicionales a las legalmente establecidas, con destino a los fondos de pensión obligatoria administrados por los fondos privados de pensiones, no harán parte de la base para aplicar la retención en la fuente por rentas de trabajo y serán consideradas como un ingreso no constitutivo de renta ni de ganancia ocasional. Es importante anotar que con esta nueva regulación, las cotizaciones voluntarias o adicionales a los fondos de pensión obligatoria, no tienen límite en cuantía, en porcentaje, ni en UVT para acceder al beneficio tributario indicado.

 

Entre los requisitos y condiciones para acceder y mantener este beneficio, se encuentran los siguientes: i) El trabajador deberá manifestar por escrito a su empleador, la decisión de efectuar cotizaciones voluntarias al fondo de pensiones obligatorias, indicando el monto del aporte y la periodicidad del mismo. No obstante lo anterior, el trabajador de igual manera podrá realizar el aporte de manera directa; ii) El empleador deberá efectuar directamente el aporte a la entidad administradora, descontando el mismo de la base de cálculo de retención en la fuente, iii) En caso de efectuarse un retiro parcial o total de estos aportes para fines diferentes al acceso a una pensión, se aplicará una tarifa de retención en la fuente del 15%, y al momento de presentarse la declaración de renta correspondiente, los recursos provenientes de este retiro, se considerarán renta gravada.

 

Se espera que este incentivo tributario de igual manera sea un estímulo al ahorro con miras a promover mejores condiciones pensionales a favor de los afiliados a los fondos privados de pensiones, lo cual a su vez, podría comenzar a generar un cambio de paradigma  significativo, de cara al protagonismo que estos fondos tendrán en la necesaria reforma pensional que se avecina.

 

Por: Darío Ramírez M.

 

 

Condiciones de uso del sitio web