Correa Merino & Co

Inembargabilidad del Fideicomiso civil: Nueva Subregla Jurisprudencial

Por: Maria Camila Hernández C.

En virtud del fideicomiso civil, el fiduciante busca transferir el dominio de un activo determinado de su propiedad al fideicomisario, una vez se cumpla una condición determinada. Y, mientras no se cumpla la condición, el bien puede ser administrado por una persona distinta al fiduciante, denominada fiduciario, tal como se encuentra estipulado en el artículo 807 del Código Civil.

De acuerdo con la naturaleza del fideicomiso civil, el activo sometido al mismo no es de propiedad del fiduciante, puesto que éste lo ha transferido a un tercero, el fiduciario (que puede ser el mismo fiduciante), y tampoco es de propiedad del fideicomisario, toda vez que la condición no se ha cumplido. Por lo anterior, de conformidad con el numeral 8 del artículo 1677 del Código Civil y el articulo 594 del Código General del Proceso, sobre el inmueble no es posible que recaigan embargos, ya que no es de propiedad de ninguno de los intervinientes en el fideicomiso; siempre y cuando el fideicomiso se haya constituido por escritura pública.

No obstante, la Corte Suprema de Justicia, en su Sala Civil y por medio de la sentencia STC13069-1029 del 25 de septiembre del 2019, plasmó una nueva subregla con la cual se busca limitar el concepto de inembargabilidad de los bienes sometidos a fideicomiso civil. Al respecto, es preciso mencionar que la sentencia se remite de manera particular y específica al caso de los inmuebles.

Lo anterior, toda vez que, de acuerdo con la Corte, el fiduciante y el fiduciario no pueden ser la misma persona, puesto que en este caso no se logra predicar la transferencia real del bien inmueble, ya que el fiduciante no se puede obligar consigo mismo a transferir el dominio del bien limitado.

Es por lo anterior que la Corte estipuló que “En ese sentido, resulta necesario edificar la siguiente subregla jurisprudencial: (i) puede constituirse un fideicomiso civil sin designar un fiduciario, de modo tal que ese papel lo ocupe el mismo fiduciante (de acuerdo con el artículo 807 del Código Civil), pero en ese caso (ii) los acreedores de este podrán embargar los bienes que integren el fideicomiso, porque en realidad no los <<posee fiduciariamente>> como lo exige el artículo 1677 – 8”.

Así las cosas, para que un bien inmueble sometido a fiducia civil se pueda predicar inembargable, debe estar en cabeza de un tercero (el fiduciario) porque de lo contrario los acreedores pueden perseguir el bien inmueble que se encuentra en cabeza del fiduciante.

 

Condiciones de uso del sitio web