Correa Merino & Co

Modificación a la Normativa Aplicable a los Fondos de Capital Privado

 

El pasado 30 de octubre, el Gobierno Nacional expidió el Decreto 1984, por medio del cual se sustituye la regulación anterior en lo que respecta a la gestión y administración de los fondos de capital privado (en adelante la “Reforma”).

A continuación, nos permitimos exponer algunos de los principales cambios realizados por esta nueva regulación en torno a los fondos de capital privado (en adelante “FCP”), advirtiendo que las sociedades administradoras disponen hasta el 30 de abril de 2019 para modificar los reglamentos de forma tal que estos estén en consonancia con la Reforma:

  1. Normativa independiente y autónoma.

    Antes de la Reforma, el capítulo normativo de los FCP realizaba una serie de remisiones a algunas normas propias de los fondos de inversión colectiva (género al cual pertenecen, entre otros, los FCP como fondos de inversión colectiva cerrados). Con la finalidad de desligar su regulación de las normas de los fondos de inversión colectiva en general y así seguir con las prácticas y estándares internacionales en la materia, la Reforma unifica y compila estas normas (y además algunas de ellas las concreta a la realidad de los FCP) en un solo libro. Esto facilita la revisión normativa aplicable y resalta la importancia de los FCP en la industria nacional.

  2. Aclaración en cuanto a la inversión en otro FCP.

    Debe recordarse que un FCP, por su naturaleza, debe destinar al menos 2/3 de los aportes de sus inversionistas a activos o derechos no inscritos en el RNVE. En relación con este tema, la Reforma aclara que un FCP puede invertir en otro FCP y que en el evento en que las participaciones de este último se encuentren inscritas en el RNVE, éstas no computan para efectos de calcular el límite antes mencionado. Esto implica la introducción de la figura de fondo de fondos, la cual posibilita que un FCP invierta el 100% de los aportes de sus inversionistas en participaciones de otros FCP que estén inscritas en dicho registro.

  3. Obligación de perfilamiento y declaración del inversionista del FCP.

    La Reforma introduce la obligación a cargo de la sociedad administradora (o del comercializador, en caso de existir) de realizar un procedimiento de perfilamiento del riesgo del inversionista; para que luego éste presente una declaración dejando constancia de la recepción del reglamento y del entendimiento de los riesgos asumidos, así como de la naturaleza y funcionamiento del FCP.

  4. Cambios en cuanto a los compartimentos.

    Antes de la Reforma, los compartimentos de un FCP podían estar constituidos con 1 solo inversionista. Ahora, se exige más de 1 inversionista, salvo que se trate de un caso de coinversión (es decir, que 2 o más inversionistas compartan la titularidad de la inversión).

    Por otro lado, las exigencias en cuanto al cumplimiento del régimen de inversiones de los fondos de pensiones obligatorias y de cesantía, y en cuanto a las reservas técnicas de las aseguradoras, ahora deben ser cumplidas de manera independiente por cada compartimento.

  5. Ampliación de oportunidades de liquidez mediante la posibilidad de emitir bonos y de colocar créditos.

    La Reforma permite que los FCP emitan bonos para ser colocados mediante oferta pública, siempre y cuando el reglamento así lo permita. En este caso le corresponde a la asamblea de inversionistas aprobar el reglamento de emisión y colocación de bonos. Esto es novedoso y genera una oportunidad diferente y atractiva de liquidez.

    Siempre y cuando el FCP no capte recursos mediante la emisión de bonos, la Reforma permite que el mismo lleve a cabo operaciones de colocación de créditos. En todo caso, el reglamento debe contemplar expresamente esta posibilidad y se debe contar con la previa aprobación del comité de inversiones en cuanto a las políticas de originación.

  6. Ampliación de gastos imputables al FCP y claridad sobre el procedimiento aplicable.

    La Reforma amplía, frente a la normativa anterior, los gastos que pueden ser imputados al FCP. Adicionalmente, con el objetivo de otorgar un mayor nivel de protección a los inversionistas en lo que respecta a la imputación de gastos causados por caso fortuito que no estén establecidos en el reglamento, la Reforma exige que el reglamento contenga una descripción sobre el procedimiento para aprobar y pagar estos gastos.

  7. Contenido adicional del plan de inversión y del reglamento.

    La Reforma establece contenido adicional obligatorio tanto del plan de inversión como del reglamento del FCP.

  8. Posibilidad de escisión.

    La Reforma contempla la posibilidad de que un FCP se escinda.

  9. Causales y procedimientos específicos de liquidación.

    Antes de la Reforma, no existía una remisión en el libro de FCP a las disposiciones en cuanto a la liquidación del fondo aplicables a los fondos de inversión colectiva en general; por lo cual se entendía que este proceso se llevaba a cabo de conformidad con lo establecido en el reglamento. Ahora la Reforma consagra un régimen particular para los FCP en cuanto a este procedimiento y sus causales.

  10. Conversión simplificada de FCP a fondos de inversión colectiva inmobiliaria.

    La Reforma plantea un procedimiento simplificado para esta conversión, para lo cual no se requiere cumplir con el procedimiento de liquidación propio de los FCP, sino que basta con el respectivo ajuste del reglamento.

  11. Obligatoria inclusión de gestión del gestor profesional en el informe de rendición de cuentas de la sociedad administradora.

    Con ocasión de la Reforma, los gestores profesionales ahora deberán rendir a la sociedad administradora un informe con la información de las labores realizadas, a fin de que este se incluya como un capítulo independiente en el informe de rendición de cuentas que debe ser presentado semestralmente por la sociedad administradora.

  12. Obligaciones adicionales a cargo del comité de inversiones.

    La Reforma establece que este órgano corporativo debe reunirse ordinariamente como mínimo cada 3 meses. Asimismo, se establece una obligación adicional consistente en la presentación de un informe de gestión a ser presentado en el informe de rendición de cuentas y en la asamblea de inversionistas del FCP.

  13. Modificaciones a la estructura del comité de vigilancia.

    La Reforma plantea la posibilidad de que cada compartimento cuente con su propio comité de vigilancia, pero establece también que en el evento en que esto no suceda, con la finalidad de lograr una representación adecuada en este órgano, los inversionistas de cada compartimento deben nombrar como mínimo un miembro de dicho comité.

    Por otro lado, con la finalidad de garantizar la independencia del comité de vigilancia, la Reforma indica que al menos 1 de sus miembros debe ser libre de relación alguna con la sociedad administradora o el gestor profesional. En este mismo sentido, se prohíbe a la sociedad administradora y al gestor profesional ser miembros de este comité en el evento en que aquellos fueren inversionistas del FCP.

    Esperamos que las anteriores consideraciones hayan sido de utilidad.

    Paya mayor información puede contactar a Camilo Merino Jaramillo (cmerino@correamerino.co) o a Juanita Betancur Mesa (jbetancur@correamerino.co).

Condiciones de uso del sitio web