Correa Merino & Co

Monedas virtuales no están amparadas por ninguna norma colombiana

Recientemente la Superintendencia Financiera de Colombia, mediante concepto nro. 2017008234-001 del 23 de febrero de 2017, se pronunció nuevamente sobre “Bitcoin” como una de las denominadas “monedas virtuales”. Dicho pronunciamiento se ocasionó a partir de una consulta tendiente a que dicha entidad suministrara información sobre la normativa que regula el uso de dicha “moneda” en sede de transacciones financieras.

Al respecto, la mencionada superintendencia recordó que estas supuestas monedas constituyen mecanismos no respaldos normativamente ni por autoridad alguna. Reitera también los riesgos que su uso acarrea, así como los inconvenientes que se han enfrentado en las plataformas en las que estas “monedas” se cotizan y negocian.

De igual forma, en el mencionado concepto, la Superintendencia Financiera de Colombia remitió al último concepto emitido sobre la materia por parte de la junta directiva del Banco de la República como autoridad monetaria, cambiaria y crediticia, precisando los siguientes asuntos:

  • La unidad monetaria y unidad de cuenta en nuestro país es el peso emitido por el Banco de República.

  • La moneda legal (constituida por billetes y moneda metálica) debe expresar su valor en COP y es el único medio de pago de curso legal con poder liberatorio ilimitado.

  • Ninguna “moneda” virtual – entre ellas el Bitcoin – ha sido reconocida por la normativa colombiana, como moneda y por ende las mismas no constituyen medios de pago válidos.

  • El régimen cambiario nacional no ha reconocido ninguna moneda virtual como divisa en tanto las mismas no tienen el respaldo de los bancos centrales de otros países y además son instrumentos ilíquidos, con lo cual no se configuran las características que deben concurrir para su consideración como tal, según lo dispuesto por el Fondo Monetario Internacional y el Banco de pagos Internacionales (al cual pertenece el Banco de la República).

Finalmente, dicha superintendencia recuerda a las entidades vigiladas por ella que las mismas no están autorizadas para “custodiar, invertir, intermediar ni operar con estos instrumentos, así como tampoco permitir el uso de sus plataformas para que se realicen operaciones con MV (monedas virtuales)”. (Paréntesis fuera del texto).

Por último, es importante precisar que existen pronunciamientos previos en relación con este asunto, dentro de los cuales caben destacar las Cartas Circulares 29 del 26/03/2014 y 78 del 16/11/2016, en las que, entre otras cosas, se evidencia como principal riesgo, la inexistencia de mecanismos legales que permitan la exigibilidad del cumplimiento de las transacciones con las denominadas “monedas virtuales”.

Por: Juanita Betancur M.

Condiciones de uso del sitio web