Correa Merino & Co

Novedades Relacionadas con las Licencias de Maternidad y Paternidad, las Obligaciones de los Empleadores de Madres con Hijos Recién Nacidos y el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo

Propuestas-mailing-15_0001_Propuestas-mailing-14

Se emite una nueva ley que regula las licencias de maternidad y paternidad. Por medio de la Ley 1822 de 2017, se amplió la licencia de maternidad de 14 a 18 semanas. La misma norma determinó que la licencia de maternidad preparto durará por defecto 1 semana y únicamente se permitirá su ampliación con 1 semana adicional, si existe un concepto médico que así lo determine. Al respecto, la norma anterior permitía a la madre tomar esta decisión libremente, sin necesidad de concepto médico.

Adicionalmente, se consagró la posibilidad de que el padre sea quien disfrute de la licencia de maternidad, si éste último está a cargo del recién nacido, sea por el fallecimiento de la madre o por su enfermedad.

Inicialmente, la Ley 1822 no extiende el plazo sobre la presunción de despido discriminatorio que hace merecedora a la madre del fuero de maternidad, pues mantiene la regla de la terminación del contrato de trabajo dentro de los 3 meses siguientes al nacimiento. Llama la atención que este plazo sea distinto del correspondiente a la licencia de maternidad actual, es decir, 4 meses y medio.

De otro lado, la licencia de paternidad se mantuvo en 8 días hábiles, y para acceder a este derecho la nueva ley exige al padre ser cónyuge o compañero permanente de la madre. A pesar de lo anterior, la Corte Constitucional se ha pronunciado en 2 ocasiones desde el año 2012 sobre el acceso a este derecho por parte del padre, sin consideración a que el mismo tenga una relación matrimonial o de unión permanente con la madre. En la medida en la que esas decisiones de la Corte se basaron en razones constitucionales de fondo, jurídicamente al legislador no le está permitido reproducir esa norma en una nueva ley. Así las cosas, es de esperar que la constitucionalidad de la norma en este aspecto será cuestionada ante la Corte Constitucional.

Salas Amigas de la Familia Lactante del Entorno Laboral. Por medio de la ley 1823 de 2017, se adoptó la estrategia “Salas Amigas de la Familia Lactante del Entorno Laboral” que impone a ciertos empleadores la obligación de proveer a la madre lactante un espacio que le permita: i) extraer leche materna para su hijo recién nacido; ii) preservar y conservar esa leche materna bajo parámetros técnicos, los cuales serán definidos por el Ministerio de Salud y Protección Social. Bajo criterios de interpretación razonables, la norma no se refiere a un espacio para que la madre acuda con su hijo al sitio de trabajo para amamantarlo, sino que el empleador debe conceder un espacio para la “(…) extracción y conservación (…)de la leche materna “(…) para luego transportarla al hogar y disponer de ella, para alimentar al bebé en ausencia temporal de la madre”. En todo caso, la madre decidirá si usa o no dichos espacios.

Con esta normativa, y según su exposición de motivos, se pretenden salvaguardar y proteger las condiciones de salud de los recién nacidos, propiciando el consumo de leche materna. De acuerdo a lo argumentado por la representante a la cámara ponente de esta ley, esto contribuirá con una mayor eficiencia laboral y mejores condiciones productivas de madres trabajadoras, pues sus hijos serán más saludables. Adicionalmente, en el Congreso de la República se discutieron experiencias en otros países como EE. UU., México, Ecuador y Perú, en los que se han creado estas salas, también denominadas lactarios.

La obligación de implementar estos espacios no está en cabeza de todos los empleadores y no es de inmediata aplicación. Los empleadores que cumplan con cualquiera de los siguientes requisitos deberán implementar estos espacios: i) Tener 50 empleados; o ii) tener un capital igual o superior a 1.500 SMLMV.

En caso de ser obligatorio implementar esta medida, el empleador privado con menos de 1.000 empleados tiene un plazo de 5 años para realizar las adecuaciones del caso. Por su parte, el empleador privado o la entidad pública con más de 1.000 empleados cuenta con 2 años para proceder con las mismas.

El Ministerio de Salud y Protección Social emitirá la respectiva reglamentación sobre los requerimientos técnicos para los espacios referidos. Esta norma legal no modifica en manera alguna el tiempo diario de lactancia para las madres, ni tampoco extiende la duración del período de lactancia.

Nueva fecha de sustitución del Programa de Salud Ocupacional por el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo – SG-SST. Por medio del Decreto 052 de 2017 se extendió la fecha máxima para sustituir el Programa de Salud Ocupacional por el SG-SST, la cual será el 31 de mayo de 2017. Así, a partir del 1° de junio de 2017, los destinatarios de esa obligación deberán dar inicio a la ejecución de manera progresiva, paulatina y sistemática de las diferentes fases de implementación fijadas en el decreto en cuestión.

Por: Darío Ramírez M. y Jose Jaime Posada M.

 

Condiciones de uso del sitio web