Correa Merino & Co

nuevo procedimiento para autorizar la terminación de contratos de trabajo de empleados en condición de discapacidad o debilidad manifiesta.

Por: Darío Ramírez Montoya.

Mediante la Circular Interna 0049 de 2019, el Ministerio del Trabajo determinó los criterios para autorizar la terminación de los contratos de trabajo de empleados que se encuentren en condición de discapacidad o debilidad manifiesta por razones de salud. Los aspectos más relevantes de este nuevo procedimiento, son los siguientes:

 

  1. Cuando el empleador solicita la terminación del contrato de trabajo con fundamento en una justa causa de despido, el inspector de trabajo deberá constatar i) Si el trabajador tuvo la posibilidad de controvertir las pruebas y motivos que sustentan la justa causa de despido, y si le fue garantizado en general, el debido proceso y el derecho de defensa; ii) Si existe inmediatez y razonabilidad del tiempo transcurrido desde el momento en el que el empleador tuvo conocimiento de los hechos que fundamentan la justa causa, y la decisión de solicitar la autorización para el despido; iii) Que el empleador en la solicitud, señale la justa causa de despido, la cual deberá corresponder con alguna de las causales establecidas en el C.S.T, absteniéndose el inspector de calificar jurídicamente las conductas y limitándose a verificar si la causal alegada está soportada en la ley; y iv)  Que el empleador, previo a la solicitud de despido, haya agotado – en caso de haberse establecido – los procedimientos incorporados en la convención colectiva, en el reglamento interno o en el contrato de trabajo.
  2.  

  3. Cuando el empleador solicita la terminación del contrato de trabajo con fundamento en la existencia de una causal objetiva, como la expiración del plazo o la terminación de la obra o labor contratada, deberá acreditar i) La existencia de la causal objetiva a través de los soportes documentales pertinentes; y ii) Que ha realizado el proceso de rehabilitación correspondiente, para lo cual deberá oficiarse a la EPS o a ARL a la que se encuentre afiliado el trabajador. Una vez el inspector de trabajo haya constatado la existencia de la causal objetiva de terminación del contrato de trabajo y verificado que el motivo de la solicitud no está relacionado directamente con la situación de debilidad manifiesta o discapacidad del trabajador, procederá a expedir la correspondiente autorización.
  4.  

  5. Cuando el empleador solicita la terminación del contrato de trabajo aduciendo que la discapacidad o situación de salud del trabajador es incompatible o insuperable con el cargo que desempeña, deberá demostrar que adelantó de manera diligente los ajustes administrativos y organizacionales requeridos para llevar a cabo el proceso de rehabilitación y reincorporación del trabajador. Para el efecto, el inspector de trabajo deberá i) Verificar la implementación por parte del empleador, del Sistema de Seguridad y Salud en el Trabajo; ii) Verificar el acatamiento del empleador, de las recomendaciones médicas prescritas a favor del empleado;  iii) Oficiar a la ARL para que informe sobre la participación del trabajador en los programas médicos necesarios para su recuperación y rehabilitación, así como todo el detalle del proceso de rehabilitación y reincorporación llevado a cabo por el empleador; iv) Analizar las razones de fondo debidamente motivadas y expuestas por el empleador, que lo llevan a concluir que a pesar de adelantado el proceso de rehabilitación y reincorporación a favor del trabajador en condición de discapacidad o debilidad manifiesta, su situación resulta efectivamente incompatible o insuperable en su cargo inicial o en otro existente.

Si el inspector de trabajo verifica que el empleador agotó de manera diligente las etapas de rehabilitación, reintegro, readaptación y/o reubicación laboral, podrá autorizar la terminación del contrato de trabajo.

El Ministerio del Trabajo deja claro en el contenido de esta Circular Interna, que adopta las tesis jurisprudenciales de la Corte Constitucional, y no las de la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia, especialmente en lo que respecta a i) Los sujetos beneficiarios de la estabilidad laboral reforzada por razones de salud, considerando así que la estabilidad laboral reforzada cobija a todo aquel que presente una situación de salud que le impida o dificulte sustancialmente el desempeño de sus labores; y ii) La obligación de obtener la autorización del inspector de trabajo, aún para los casos en los que se invoque una justa causa de despido.

Condiciones de uso del sitio web