Correa Merino & Co

Procedencia del Derecho de Preferencia en los Casos de Adjudicación de Cuotas o Acciones de Orden Legal

 

En reiteradas oportunidades, la Superintendencia de Sociedades de Colombia (en adelante la “Superintendencia”) ha señalado que el derecho de preferencia consagrado en los estatutos sociales, en sede de transferencia de acciones, no es aplicable en los casos en que se presentan cambios en la titularidad de cuotas o acciones como consecuencia de la liquidación de una sociedad comercial, de la liquidación de la sociedad conyugal o de la sucesión por causa de muerte, pues en estos casos se trata de una adjudicación de orden legal en la que no interfiere la voluntad de los titulares de las cuotas o acciones, ni de los demás socios o accionistas de la sociedad.

 

Para la Superintendencia, la adjudicación de cuotas o acciones se diferencia de la cesión o la negociación de las mismas, por su naturaleza y la forma como se produce la transferencia.

 

En el sentir de la Superintendencia la cesión de cuotas o negociación de acciones es una modalidad de negocio jurídico de disposición mediante el cual se transfiere la propiedad, y se caracteriza por contar con los elementos esenciales de todo negocio jurídico, como lo es, la manifestación de la voluntad. Mientras que la adjudicación, surge en virtud de un mandato legal, y es consecuencia de un proceso judicial o privado en el que no media el acuerdo de voluntades entre las partes intervinientes, pues la misma se origina de un hecho jurídico, como la muerte o la liquidación de una sociedad comercial o de una sociedad conyugal, que da lugar a la mutación en la titularidad de las cuotas o acciones objeto de la adjudicación, y por lo tanto, no obedece a un acuerdo directo de voluntades.

 

Puede concluirse entonces, de los pronunciamientos de la Superintendencia que, en los eventos de adjudicación de cuotas o acciones, sea por causa de muerte o liquidación de una sociedad comercial o una sociedad conyugal, no es aplicable el trámite previsto estatutariamente para el ejercicio del derecho de preferencia en la transferencia de acciones, en la medida en que la adjudicación se vería entorpecida, y el derecho que en estos casos se busca proteger, vulnerado, toda vez que las mismas surgen en virtud de un mandato legal en el que no se debe interponer la intención o el acuerdo de voluntades entre el anterior titular, el adjudicatario, ni de los demás accionistas.

 

Por: Andrés Arbeláez O.

Condiciones de uso del sitio web