Correa Merino & Co

Reglamentación registros contables – Panamá

El pasado 13 de septiembre de 2018, a través del Decreto 258 de 2018, fue reglamentada la Ley 52 de 2016, por medio de la cual se crea la obligación de mantener registros contables para personas jurídicas que no realicen operaciones que se perfeccionen, consuman o surtan efectos dentro de la República de Panamá, se regulan los efectos de la suspensión de derechos corporativos, la disolución por imperio de la ley de personas jurídicas y se dictan otras disposiciones

Dentro de las obligaciones principales que impone el decreto a las personas jurídicas, se encuentran las siguientes:

  • Deberán suministrar la información que permita revelar el valor de los activos de los que sean tenedoras a cualquier título, así como los ingresos que se perciben de los mismos.

  • Deberán proporcionar el Diario y el Mayor, en los casos en los que realicen actos de comercio en un país diferente a Panamá.

Las personas jurídicas que realicen compraventas de títulos de crédito y valores comerciales, deberán proporcionar el estado de cuenta o el balance general respectivo, y estarán exentas del cumplimiento de la obligación mencionada anteriormente.

  • En los caso en los que lleven sus registros contables fuera de Panamá, deberán cumplir con la normativa aplicable del país en el que se custodien dichos registros (cumpliendo con las NIIF) y deberán ser elaborados y certificados por un contador público debidamente facultado para ejercer la profesión.

Al respecto, cabe resaltar que el decreto permite que dichos registros se lleven en un idioma diferente al español, pero exige que, en ese caso, los mismos sean traducidos al español por un traductor público debidamente autorizado en Panamá, y que sean apostillados. De la misma manera, el decreto permite que dichos registros se lleven por medios electrónicos (siempre y cuando esten permitidos en la jurisdicción en la que estén custodiados).

  • En los casos en los que lleven sus registros contables dentro del territorio panameño, deberán cumplir con las NIIF, y estos deberán ser elaborados y certificados por un contador público autorizado en dicho país.

  • Deberán certificar que están autorizados para pertenecer a un periodo fiscal especial, en los casos en los que lleven los registros contables fuera del territorio panameño de acuerdo con la normativa que rija dicho periodo especial.
Condiciones de uso del sitio web