Correa Merino & Co

Unificación de criterios para la clasificación empresarial

Por: Daniela Lopera M.

El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, a través del Decreto 957 del 5 de junio de 2019, reglamentó la clasificación de las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas, teniendo en cuenta el criterio de ventas brutas (asimilado al de ingresos por actividades ordinarias anuales) y el sector económico en el cual la empresa desarrolle su actividad, así:

Sector

Micro

Pequeña

Mediana

Grande

Manufacturero

Ingresos por actividades ordinarias anuales inferiores o iguales a 23.563 UVT.

Ingresos por actividades ordinarias anuales superiores a 23.563 UVT e inferiores o iguales a 204.995 UVT.

Ingresos por actividades ordinarias anuales superiores a 204.995 UVT e inferiores o iguales a 1.736.565 UVT.

Ingresos por actividades ordinarias anuales superiores a 1.736.565 UVT.

Servicios

Ingresos por actividades ordinarias anuales inferiores o iguales a 32.988 UVT.

Ingresos por actividades ordinarias anuales superiores a 32.988 UVT e inferiores o iguales a 131.951 UVT.

Ingresos por actividades ordinarias anuales superiores a 131.951 UVT e inferiores o iguales a 483.034 UVT.

Ingresos por actividades ordinarias anuales superiores a 483.034 UVT.

Comercio

Ingresos por actividades ordinarias anuales inferiores o iguales a 44.769 UVT.

Ingresos por actividades ordinarias anuales superiores a 44.769 UVT e inferiores o iguales a 431.196 UVT.

Ingresos por actividades ordinarias anuales superiores a 431.196 UVT e inferiores o iguales a 2’160.692 UVT.

Ingresos por actividades ordinarias anuales superiores a 2’160.692 UVT.

Aquellas empresas que no clasifiquen en alguno de los tres sectores contemplados deberán usar los umbrales determinados para el sector manufacturero y cuando los ingresos de la empresa provengan de más de uno de los sectores acabados de mencionar, se considerará la actividad del sector económico cuyos ingresos hayan sido más altos.

José Manuel Restrepo, ministro de Comercio, Industria y Turismo manifestó que “esta es, posiblemente, la noticia más importante de los últimos 10 años en política económica” y que “Se va a ir definiendo para ir haciendo una transición en Colombia a que el registro mercantil pueda medirse, no en función de los activos sino de los ingresos como es una práctica internacional en coherencia con los tipos de empresas en el tejido colombiano”.

Al respecto, establece el Decreto 957 de 2019 que el valor de los ingresos por actividades ordinarias anual de empresas deberá ser reportado de manera obligatoria en el formulario de inscripción y actualización del Registro Único Empresarial y Social – RUES.

La nueva clasificación entra en vigor a partir de los 6 meses siguientes a la publicación del Decreto 957 de 2019. Sin perjuicio de lo anterior, es importante señalar que la misma no será aplicable para la procedencia de beneficios fiscales o tributarios, a menos que se establezca lo contrario en el beneficio fiscal o tributario específico, o en aquellos casos específicos en los que la Ley haya establecido o establezca criterios de aplicación diferentes.

Condiciones de uso del sitio web